27 sept. 2011

Nápoles y la Costa Amalfitana

Este verano hemos visitado Nápoles y la Costa Amalfitana. Lo peor: Nápoles, una ciudad muy sucia y con gente muy mal educada. Nunca había visto unas playas tan llenas de basura. Y no sólo las playas, la ciudad también. He visitado ciudades como Lisboa, que tienen encanto a pesar de la decadencia de algunos de sus barrios. Pero en Nápoles, delante de monumentos históricos se amontona la basura y nada hace pensar que haya gente joven (de edad o de espíritu) con ganas de "activar" la ciudad.

Lo mejor de Nápoles es que desde allí salen barcos con bastanta frecuencia hacia Capri, Ischia y Proscida, y también trenes que te conectan con Sorrento, ciudad desde la cual puedes ir a los pueblos de la Costa Amalfitana.
Saliendo en barco hacia estas islas, tienes unas bonitas vistas del Vesubio:
Aunque se puede ir en tren, también optamos por el barco para visitar la Costa Amalfitana, es decir, los pueblos del golfo de Salerno. Este es Positano:
La entrada a estos pueblos en barco te da una perspectiva que merece la pena no perderse. Esto es Amalfi:
Esta es una fotografía de un pueblo cercano a Amalfi, Ravello. Como no podíamos comprar estas figuras (los bustos blancos) pensé que tal vez algún día pueda hacer algo similar yo misma para decorar mi casa. Por eso hice esta foto, para utilizarla de inspiración:
Una de las visitas que más nos impresionó del viaje, fue la de Pompeya: una ciudad que con la erupción del Vesubio quedó detenida en el tiempo durante -si no me equivoco- ocho siglos. La lava cubrió la ciudad en pocas horas y por eso se conservaron en perfecto estado los frescos de las paredes, los edificios, las esculturas...
La Villa de los Misterios es una casa de campo de la época, situada en las afueras de Pompeya, donde se conservan unos frescos preciosos:Si se visita Pompeya, es imprescindible también visitar Erculano porque, aunque es una ciudad más pequeña, y en este sentido menos espectacular que Pompeya, lo cierto es que allí las casas se conservaron mucho mejor tras la erupción del Vesubio. Por eso, en Erculano se pueden ver las segundas plantas de las casas, que en Pompeya quedaron destruídas:
Y aunque el nivel de vida sea totalmente prohibitivo, Capri es una visita obligada. Aunque sólo sea para imaginar como es la vida de las personas que pueden tener casa o barco allí, y comprar en sus muy lujosas tiendas:



2 comentarios :

  1. Capri lo vi una vez pero de lejos porque íbamos en un crucero y no llegamos a parar. No sabía que Nápoles era tan sucio.

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  2. Sí, lo es... La verdad es que no nos sentimos demasiado a gusto en Nápoles pero el resto es muy, muy recomendable, no sólo las islas: Pompeya y Erculano son impresionantes!!!

    Así que a pesar de Nápoles... ¡recomiendo el viaje!

    ResponderEliminar