19 nov. 2012

Praga en familia

La semana pasada estuvimos de vacaciones en Praga, en el que fue nuestro primer viaje familiar. Previamente tuvimos que prepararnos para el frío... sobre todo el petit Ferran, que necesitaba equiparse de pies a cabeza para soportar mejor el frío, así que entre otras cosas, le compramos estas botas:
Praga es una ciudad preciosa, ideal para viajar con un bebé porque es fácil llegar paseando a todas partes si no fuera porque las calles del centro son todas de adoquines (lo que dificulta el tema del cochecito) y que no encuentras cambiadores en ningún bar o restaurante (te acaban diciendo que lo cambies encima de una mesa).

Aún así, el petit Ferran se pasó buena parte del día dormido en el cochecito, no le molestó ni el frío ni los adoquines y pudimos visitar la ciudad sin que nos diera demasiada guerra... ¡Es un solete!
Nosotros nos alojamos en el Hotel Rott: súper céntrico (justo detrás de la torre del reloj) y con habitaciones muy amplias y buen servicio. Como fuimos fuera de temporada estaba bien de precio, pero creo que en temporada alta es un hotel bastante caro.

A la hora de preparar el viaje, nos fue muy útil visitar esta página web para buscar traslados, hoteles y las visitas imprescindibles: http://www.disfrutapraga.com

Y aunque me hubiera gustado comprar una botella de cristal de Bohemia, los precios eran prohibitivos así que el único que se llevó un regalo de Praga fue Ferran: un dragón de madera que ya sobrevuela su habitación :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario